Suelo Pélvico ¿Cómo entrenarlo?

SUELO PÉLVICO ¿CÓMO ENTRENARLO?

La musculatura del suelo pélvico tiene muchas funciones en el organismo de las mujeres, después de varios embarazos, procesos como la menopausia o intervenciones quirúrgicas, puede verse afectado.

Incluso en mujeres más jóvenes que no han pasado por estos procesos, pueden tener problemas de suelo pélvico debido a los aumentos de presión realizados en el día a día, impacto continuo (correr, saltar…), levantamientos de grandes pesos sin la activación adecuada o con cinturón…

Esto puede generar desde incontinencia urinaria y fecal, hasta prolapsos y problemas sexuales. De ahí, la importancia que conozcas los ejercicios que realizas, en especial aquellos que repercuten a tu suelo pélvico.

 

Ahora bien, puedes pensar que tener una rutina de ejercicios para tu suelo pélvico diaria es algo complicado, engorroso o hasta costoso. Sin embargo, la realidad es que no te llevará mucho tiempo.

 

Existen muchos tipos de ejercicios que permiten fortalecer el suelo pélvico. Así, podemos mencionarte  los ejercicios hipopresivos y los ejercicios de kegel, que son dos rutinas de ejercicios bastante efectivas pero no las únicas. Lo mejor de ellos,  es que puedes hacerlos desde casa y no requieren de mucho esfuerzo y tiempo.

 Hipopresivos 

Ahora voy a contarte con un poco más en detalle en qué consisten estos ejercicios.

Primero hablemos de los hipopresivos (si quieres saber más haz clic aquí). Son un tipo de ejercicios que usando la respiración y tu postura corporal te permiten entrenar el suelo pélvico, activando la musculatura de este.  Estamos hablando de una rutina de ejercicios bastante efectiva.

Estos ejercicios también se conocen como abdominales hipopresivos por sus efectos sobre los músculos del abdomen. Además  puedes complementarla con otros ejercicios para lograr mayores resultados..

 

Así, el postulado básico de los hipopresivos es que controlando la respiración y postura, pueden fortalecerse los músculos del suelo pélvico. Si lo que buscas son ejercicios para fortalecer tu abdomen, esta es una excelente alternativa ante los abdominales clásicos (crunch). Aunque no debes limitarte a realizar hipopresivos, lo mejor es tener una rutina completa y variada que no ponga en peligro la integridad de tu suelo pélvico. Para ello asesórate de un profesional cualificado.

keggel

Por otro lado, están los ejercicios de kegel. Estos consisten en contracciones voluntarias de la musculatura del suelo pélvico, que ayudan a controlar el esfínter urinario. Y tranquila, también son ejercicios para mujeres que viven ocupadas, puesto que no te llevará mucho tiempo. Se pueden realizar en cualquier lugar y momento.

Una rutina basada en ejercicios de Kegel permite que rápidamente se fortalezcan los músculos involucrados en la secreción; además ayuda a mejorar la vida sexual dando más resistencia, control y sensibilidad a tu suelo pélvico.

Existen muchos ejercicios que pueden realizarse, combinando intensidades de contracción y diferente focalización de la zona contraída (diferenciando la uretra, vagina y ano). Esta última parte es para mujeres que llevan tiempo practicando y controlan muy bien su suelo pélvico.

Los ejercicios de keggel son geniales para la prevención o recuperación de incontinencias urinarias, aunque en estos casos es mejor usar intensidades submáximas de contracción, ya que en estas la uretra tiene una mayor activación.

 

¿Estos Ejercicios Puedo Combinarlos con Otros para Hacer Abdominales? 

Esta es una pregunta que estoy segura que muchas de vosotras os hacéis. La verdad es que en las rutinas de ejercicios para mujeres pueden combinarse una gran cantidad de ejercicios. Así que, por supuesto que pueden incluirse ejercicios para hacer abdominales.

 

Sin embargo, es muy importante que las rutinas de ejercicios sean progresivas y se aumente la intensidad y tiempo de duración de manera adecuada.

Además, debes evitar los ejercicios hiperpresivos, como el crunch abdominal, muy importante sobre todo en mujeres con problemas de suelo pélvico ya que estos ejercicios favorecen su debilitación. Elegir mejor otras opciones como ejercicios isométricos, trabajos de estabilidad, anti-rotación etc…

Por esto es muy importante que te pongas en manos de profesionales que puedan guiarte y ayudarte para evitar el riesgo de causar problemas en tu suelo pélvico, y más aún, si ya tienes alguno de estos problemas, para que no empeore y orientar el ejercicio a la mejora de éste.

 

Ya sabes, ponte manos a la obra y comienza a realizar estos ejercicios y obtén todos los beneficios que te ofrecen, mejora la funcionalidad y el control de tus esfínteres, mejora tu vida sexual, y en general,

MEJORA TU CALIDAD DE VIDA.

¿A qué esperas?

Comparte vía

Deja un comentario